“Evangelio

3 Mayo, 2013 – Espiritualidad digital

¡Ya te vale, Felipe!

    «¡Ya te vale!» En España esta expresión significa: «¡Déjalo, anda! ¡Ya es suficiente!». Supongo que algo así quería decir Felipe cuando le pidió al Señor: muéstranos al Padre y nos basta. ¡Ya te vale, Felipe!

    Tienes razón: si vemos al Padre, nos basta. No necesitaremos ver nada más. Sobra la televisión, sobra el amanecer, sobra  el arte y sobra tu cara bonita. Quien tiene ante sí la belleza suma puede permitirse el lujo de despreciar todo lo demás. Está en el Cielo. Y tiene que ser eterno, porque la contemplación de tanta hermosura haría que trillones de años pasaran en un suspiro.

    Quizá no te diste cuenta, Felipe, de que tenías el Cielo al alcance de los ojos. Hubiera bastado que mirases bien. El que me ha visto a mí ha visto al Padre. Si, en lugar de andar discutiendo con Santiago y el resto de la peña quién era el más importante, hubieras clavado tus ojos en los de Jesús con fe y con amor, tu mirada habría volado más allá y habrías visto al Padre. Y ya nada te interesaría salvo el Amor de Dios. Eso sucede cuando se reza bien, ¿sabes? Lo tienes todo. ¡Ya te vale!

(0305)