Liber Gomorrhianus

28 Abril, 2013 – Espiritualidad digital

Haznos un favor a todos: sé feliz

    Está comprobado: es más fácil convivir con personas felices que con personas infelices. El que es feliz crea un halo de felicidad en su entorno. También hay quienes se enrabietan con él… Pero –está comprobado- ésos son muy infelices.

    Está comprobado: lo que hace feliz al hombre es el amor. Quien vive rodeado de cosas y no tiene amor, no es feliz. Quien se sabe amado necesita pocas cosas para disfrutar de la vida. Se ha estrenado una película en la que alguien dice: «tengo más de 4.000 contactos en mi agenda y ni un solo amigo». ¡Pobrecito!

    Está comprobado: la calidad del amor marca la intensidad de la felicidad. Mejores amores producen personas más felices. Amores mediocres producen personas “medianamente” felices, o “felices a ratos”.

    Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. Lo más importante del mandamiento nuevo es lo nuevo: como yo os he amado. Confiésate, reza, comulga. Recibe el Amor de Cristo y deja que te haga feliz. Si así lo haces, el amaos unos a otros saldrá solo. Amarás como eres amado.

    En definitiva: hazle a tus familiares, amigos y vecinos el favor de ser feliz. Reza.

(TPC05)