Un magistral manejo de los tiempos

almanaque    Ahora está de moda, cuando se quiere ensalzar a los políticos inoperantes, hablar de su «magistral manejo de los tiempos». «No es que no haga nada -parecen decirte-, es que tiene un magistral manejo de los tiempos, y espera al momento oportuno». Algunos llevan lustros esperando momentos oportunos.

    También a nosotros nos gusta «manejar» los tiempos. Y, como consideramos que lo hacemos de forma magistral, nos permitimos incluso marcarle los tiempos a Dios: «¡Dios mío, esto concédemelo rápido, rápido, ya mismo, que me corre mucha prisa! ¿No te das cuenta, Dios, de que es necesario que te apresures?». Mientras tanto, Dios se ríe.

    Los demonios también, según podemos leer, tienen un magistral manejo de los tiempos. Y se atreven a decirle a mismísimo Hijo de Dios: ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo? Por lo visto, debían estar dispuestos a sufrir tormento, pero en el momento elegido por ellos.

    Mira: nunca le pongas plazos a Dios. Si lo que le pides es bueno, ten la seguridad de que Él, que es tu Padre y te ama, te lo concederá. Pero las fechas, las horas y los minutos déjaselos a Él. Dios sí que tiene un magistral manejo de los tiempos.

(TOP13X)